La tercera dimensión / Denise Levertov

Quien me creería si dijera: “Me agarraron y hendieron desde el cuero cabelludo hasta la pelvis, y todavía estoy viva, y me p...