sábado, 8 de enero de 2011

Los que se saben mover / Rodolfo Privitera


                                                     Foto: Alexis Comamala


A los que se saben mover hay que felicitarlos
porque aprenden desde la infancia
a esquivar todo tipo de accidentes.


Ya en sus largas adolescencias
comienzan con los esguinces
frente a las hojas de otoño
y sus cinturas adquieren tanta habilidad
que sorprenden a su propia naturaleza.


Después
el ejercicio mímico
transforma su piel en gelatina
para recuperar en todo instante
la sonrisa del triunfo.


Y así los que se saben mover
conquistan el mundo con finas palabras
acentuando a la perfección las esdrújulas
y las eses
para esconder la secreta muerte de sus almas.




Rodolfo Privitera (Buenos Aires, ? - 2010)
De Nadar de espalda, Ediciones Argos, Córdoba, 2010.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Leer el mundo blog, bastante bueno

La hoja que veo debajo del tilo / Alexis Comamala

La hoja que veo debajo del tilo en este lunes gris de junio no es un pájaro ¿pero como si lo veo aletear? ¿lo veo hurgar la ...