martes, 16 de agosto de 2011

El combatiente 1 / Glauce Baldovin


Ninguna aventura como arriesgarse en los mares donde se ha naufragado
porque ahí, en las profundidades
han quedado la quilla y el velamen que aun faltan descifrar
ya que todo lienzo todo madera todo hierro
tienen escritas palabras invisibles que nos conducen al suicidio o la gloria
no fui devorado porque las olas me arrojaron a playas desiertas
a terrazas asoleadas donde vi la vida crecer
envolverme
el alcance de la resurrección
estaba muerto cuando me lance a la mar, sin rumbo
muerto cuando deambulaba por las ciudades buscando rejas para fotografiar
para ahorcarme
criptas para esconderme del sol
donde pensé que finalmente encontraría a mis fantasmas
perro llegaron huracanes violentos que desataron mis ataduras
que me envolvieron como un pétalo y me arrastraron más allá
de los límites donde alcanza la memoria el aturdimiento
abrí los pórticos de un territorio desconocido
y me fue dado conocer la luz
el valor de las sombras

Glauce Baldovin (Río Cuarto, 1928 - Córdoba, 1995)

De Poemas. Alción Editora. Córdoba.

3 comentarios:

Andrea Guiu dijo...

Potente poema de Glauce. Gracias por postearlo. Muy bueno el sitio. Saludos!

BARTLEBY dijo...

Gracias Andrea a seguir sumando, perdon la ingratitud de olvido

EMMAGUNST dijo...

me gusta mucho Glauce, entonces cada vez que veo un poema de ella es como ver luz y subir. Gracias

Historia del arte / Alberto Girri

Mordimos sobre cuanto existe hasta escarnecerlo, hasta la desvergüenza, una provocación a lo desconocido, un esfuerzo a menudo ...