jueves, 3 de febrero de 2011

Algunitas / Elena Anníbali


algunitas poetas que conozco mueren por morirse
muy jóvenes,
muy putas,
y extremadamente talentosas
(pero el orden puede variar)

he contado:
dos que esperan meter la cabeza en el horno,
una, meterse el seconal en la garganta,
otra se abre, cada tanto,
las venas
por si allí encuentra
el caudal imaginativo

cuando notan a Fulano en una reunión,
ponen cara de buey zonzo,
sofocan las risitas,
y le hablan de ‘Fucó’
o ‘Deguidá’,
por si sus reputa-
ciones
ascienden
oh, sí, de algo hay que hablar
en el poema
mucho mejor si es sobre
la Gran Tragedia de Sus Vidas,
nenas que papi abandona,
que mami desama,
que cobayo muere aplastado
por camión lechero
femmes fatales
de todas maneras

qué pena que yo sea provinciana
haga la siesta,
vea los simpsons
y que jamásmente logre comprender
cómo carajo se convierte una
en poeta de endeveritas

 
Elena Anníbali (Oncativo, 1978)
Inedito

4 comentarios:

jorge dijo...

poema ideal para el desayuno,sin fec ha de vencimientio,acompañado con una manzana royal galaxy,dulce y nueva
se la extraña por aquí

jorge

BARTLEBY dijo...

Gracias Jorge por tu comentario ameno, le pasare el comentario a Elena. Alexis

Anónimo dijo...

Buenisimo releer ese poema Elena, Alexis!. Cariños de la Tere

Anónimo dijo...

PUAJ!!

La hoja que veo debajo del tilo / Alexis Comamala

La hoja que veo debajo del tilo en este lunes gris de junio no es un pájaro ¿pero como si lo veo aletear? ¿lo veo hurgar la ...